La Psicología Diferencial: ¿Ciencia de lo Idiográfico?

INTRODUCCION
  • Psicología diferencial: objeto y método de estudio particular, pero comparte elementos comunes con otras ramas de la Psicología.
  • El tema de estudio por excelencia de la Psicología Diferencial son los rasgos psicológicos.
  • Rasgos psicológicos: Atributos del individuo responsables de la consistencia y estabilidad de la conducta, así como elementos diferenciadores de los individuos entre sí y sustento de la individualidad a lo largo del tiempo.
LA PSICOLOGÍA DIFERENCIAL: ¿CIENCIA DE LO IDIOGRÁFICO?

Concepto y definición de la Psicología Diferencial:
  • La Psicología Diferencial se conoce como la rama de la Psicología ocupada del estudio de las diferencias individuales en la conducta.
El enfoque de la Psicología de los Rasgos y los Factores:
  • La Psicología Diferencial en sus orígenes está dedicada al estudio de las variables en las que los individuos difieren entre sí o entre ellos mismos en diversos momentos de su historia individual.
  • Posteriormente se inicia una fase investigadora, según Windelband la investigación puede ser de dos tipos:
    • Nomotética: Se usa un amplio número de elementos muestreados para obtener un resultado medio o típico. Un estudio nomotético significa que es válido universalmente.
    • Idiográfico: Se basa en describir entidades únicas. El psicólogo idiográfico afirma que todos los seres humanos son únicos (G. Allport, S. Freud, I. Pavlov, B.F. Skinner, J. Piaget.)
  • H. Hyland considera que se pueden caracterizar tres estrategias diferentes en la investigación psicológica:
    • El método idiográfico persigue establecer las diferencias individuales consistentes en la conducta. Al postular la existencia de diferencias cualitativas entre individuos, no permite comparar a los individuos entre sí. Este método emplea las biografías, las descripciones, etc. Presenta el problema de la generalización. (Por ejemplo, la Psicología Individual y la Psicología del Acto). Concepto de TIPO.
    • El método nomotético persigue establecer las diferencias en las situaciones que causan las conductas. Prescinde de la unicidad del individuo e intenta desarrollar leyes generales que sean válidas para los individuos como conjunto de personalidades. La investigación nomotética de la personalidad ofrece sistemas descriptivos para todos los individuos, intentando explicar teóricamente las diferencias apreciables mediante dichos sistemas descriptivos. Así, este método aclara la varianza interindividual. (Por ejemplo, Psi. Del Contenido, Psi. Experimental). Concepto de RASGO.
    • Interaccionismo: busca establecer la interacción situación por individuo como determinante de la conducta.
  • En la Psicología diferencial, lo individual es un conjunto de rasgos nomotéticos que se manifiestan en los distintos individuos en una cuantía diferente.
  • La psicología diferencial persigue alcanzar el conocimiento idiográfico del individuo desde un acercamiento metodológico nomotético, pretende explicar en base a leyes generales, aspectos de la individualidad de los sujetos.
EL OBJETO DE ESTUDIO DE LA PSICOLOGÍA DIFERENCIAL:

El objeto de estudio de la psicología diferencial es la variabilidad en la conducta observable de los organismos y en aquellos procesos psíquicos que la provocan.
Hebb distingue tres aspectos distintos:
  • La conducta: en términos de respuesta o rendimiento y ejecución observables.
  • La organización mental: el componente cognitivo que dirige la conducta o la programa teleológicamente.
  • La base energética: el componente energético o dinamizador de la conducta, opuesto al componente cognitivo.
Brevemente: La Psicología Diferencial se ocupa de tres aspectos de su objeto de estudio:
  • La variabilidad interindividual, intraindividual e intergrupal, en las bases energéticas, organización mental y conducta.
  • Las variables interindividuales son aquellas observadas sobre un grupo de individuos de tal forma que cada uno de ellos pueda estar afectado por uno de los valores posibles de la variable, las variables intraindividuales son las dimensiones de personalidad o habilidades de los sujetos. Las variables intergrupos son aquellas que caracterizan a un grupo porque los individuos que lo componen están afectados por un valor preciso de las mismas (edad, sexo, raza, etc.).
LAS DIFERENCIAS INTERINDIVIDUALES:

Hace referencia al hecho de que los individuos de una misma población y especie se comportan de manera distintas en unas coordenadas de espacio y tiempo concretas y específicas. Variabilidad transversal, debido al efecto combinado de la herencia y el ambiente.
Si esta variabilidad en una categoría taxonómica, conductual o psicológica se distribuye de según una variable continua, y tiene relevancia psicológica, se la denomina dimensión, y pasa a ser foco de atención de la Psicología Diferencial como categoría de clasificación de los individuos.
Para esta clasificación de los individuos se han creado los tests.
  • Los tests permiten una clasificación objetiva de los individuos en las distintas dimensiones taxonómicas.
  • La validación de estas categorías taxonómicas, es uno de los objetivos de la psicología diferencial en su dimensión nomotética.
LAS DIFERENCIAS INTERGRUPALES

Hacen referencia al estudio de la variabilidad del comportamiento entre grupos, y no están causadas por los mismos procesos que originan las diferencias interindividuales.

LAS DIFERENCIAS INTRAINDIVIDUALES

Tienen dos consideraciones distintas:
  • Las que corresponden a la variabilidad diacrónica: los cambios a nivel individual en los rasgos a lo largo de distintos periodo de tiempo, los denominaremos cambios intraindividuales y son irreversibles.
  • Las que corresponden a la variabilidad sincrónica: las denominaremos diferencias intraindividuales, y tienen mayor o menor estabilidad a lo largo del tiempo. Esta variabilidad sincrónica, indica el modo en que está organizado cada sujeto con respecto a distintas dimensiones o rasgos.
  • Existe una relación entre diferencias y cambios intraindividuales, puesto que gran parte de las diferencias intraindividuales pueden ser resultados de los cambios intraindividuales: P. Ejem: la especialización hemisférica.
  • Se han distinguido varios tipos de variabilidad intraindividual según los cambios sean Reversibles (ritmos biológicos, cambios de frecuencia cardiaca, etc.) Parcialmente Irreversibles (variabilidad asociada con fenómenos de aprendizaje y de ciertas enfermedades específicas) o Irreversibles (cambios por daños cerebrales neurológicos, por envejecimiento, etc.).
DIFERENCIAS VS. CAMBIOS INTRAINDIVIDUALES

En base a la variable tiempo se diferencian los cambios intraindividuales de las diferencias intraindividuales, indicando que los cambios obedecen a patrones de comparación temporal más amplios que los de las diferencias.
También se considera que para los cambios intraindividuales la variabilidad es irreversible, mientras que no lo es para las diferencias.
Por otro lado los procesos de maduración y aprendizaje son los responsables del cambio intraindividual, sin embargo no está tan claro que es lo que produce las diferencias intraindividuales.
El estudio intraindividual se centra, por tanto, en el examen de la variabilidad o cambio dentro de una persona, así como el grado que tal variabilidad no es idéntica para todos los individuos (diferencias interindividuales).
Los cambios interindividuales se refieren a la diferenciación de una misma persona, en una misma conducta y a través del tiempo, mientras que las diferencias interindividuales se refieren a las variaciones existentes entre individuos, en una misma conducta y en un momento dado.
El cambio intraindividual y el intraindividual diferencial constituyen la base de las diferencias interindividuales.

CONCEPTOS GENERICOS DE LA PSICOLOGIA DIFERENCIAL

ATRIBUTOS, VARIABLES Y DIMENSIONES
El estudio de las Diferencias Individuales debe considerarse con respecto a ciertas dimensiones mensurables, que suelen ser propiedades y atributos de los individuos, que se descubren y formulan por la ciencia, como conceptos que se utilizan para clasificar y describir las propiedades de los objetos.
Un concepto es siempre una abstracción que se hace para referirnos de forma comprensiva a una propiedad de las cosas o fenómenos que observamos.Siempre es inventado. Ej. la inteligencia.
Los atributos de los individuos, no son entidades físicas, son funciones inmateriales que tienen efectos, a través del comportamiento, en el mundo físico y es necesario operativizarlos.
Para la medición de estos atributos o propiedades, se considera que las variables son características de las personas, este término, variable, es más restrictivo que el de propiedad o atributo y que el de concepto.
Los atributos son términos abstractivos que hacen referencia a alguna característica del fenómeno relacionado.
Cuando decimos que un individuo difiere de otro, lo que queremos decir es que existe una dimensión a lo largo de la cual pueden aparecer diferencias, y que esta dimensión es medible y se la puede asignar una variable y un concepto.

CONSTRUCTOS Y VARIABLES INTERMEDIARIAS
Los conceptos y los constructos tienen significados similares. Un concepto, expresa una abstracción formada por generalización a partir de lo particular y un constructo es un concepto, pero integrado en dentro de un marco o teoría científica.
Las medidas de las variables y de las dimensiones se realizan sobre hechos o características que son observables, estos hechos se describen mediante puntuaciones en escalas, pero no se explican por esas puntuaciones.
Los constructos son conceptos abstractos que tienen una definición semántica y otra operacional, siendo esta última la más importante desde el punto de vista psicológico.
Los constructos pueden ser más o menos simples o complejos, y se considera, que los complejos son la conjunción de los más sencillos.
Los constructos se usan para describir y clasificar a los individuos, pero no se han formulado solamente con la intención de clasificar las diferencias individuales, sino también para comprender su significado y controlar y predecir sus efectos y consecuencias. Los constructos psicológicos propios de las diferencias individuales son mediacionales.

Los constructos mediacionales pueden ser de dos tipos:

Constructos Hipotéticos: está formulado en términos teóricos, racionales, y contiene elementos que no son necesariamente operacionales. Tous a su vez divide los constructos hipotéticos en dos grandes categorías:
  • De entidad: hacen referencia a sustancias o productos materiales aún no identificados por limitaciones de la tecnología científica: en Psicología hacen referencia a estructuras psicológicas que nos permite modelar la arquitectura del sistema cognitivo o psicológico del hombre. Se postula que tienen existencia en el interior del sujeto humano y hacen referencias a variables que constituyen o identifican los elementos o componentes de un sistema.
  • De relación o funcionales: hacen referencia a funciones o procesos funcionales no materiales que acontecen en los organismos, denominan las características de un sistema y se llaman atributos: los más característicos de la Psicología. Se postulan para escribir y explicar la conducta o actividad psíquica en base a las propiedades y atributos de los procesos que la constituyen.
Según Levy los constructos hipotéticos de relación o funcionales. Se pueden dividir en 3 tipos distintos:
  • Procesos: Pretenden describir y explicar un conjunto de operaciones mentales por las cuales la información que recibe el sujeto se convierte en un determinado tipo de respuesta: Utilidad explicativa y característica de la Psicología Diferencial.
  • Disposiciones: Hacen referencia a los atributos de los individuos entendidas como tendencias persistentes a actuar de un modo determinado. Se postulan a partir de la observación de las diferencias individuales del comportamiento ante situaciones similares. Propias de la Psicología Diferencial.
  • Estados: Corresponden a fenómenos transitorios o condiciones del sujeto elicitadas por el efecto causante de la situación y el efecto modulador de las disposiciones del individuo, son fenómenos poco duraderos, pero que pueden tener un efecto determinante sobre la conducta del sujeto. Un tipo particular son los “events o sucesos mentales”, que son procesos de muy breve duración que se dan en el interior del individuo y constituyen reacciones específicas a estímulos o situaciones concretas.
Variables Intermedias: está formulada operacionalmente y se formula a partir de la generalización empírica: se corresponden con las variables latentes.

Un constructo ha de tener su correspondiente anclaje empírico en los antecedentes y en los consecuentes, si esto no sucede, se dice que son “constructos de sobre-significado”
La Psicología Diferencial pretende explicar las diferencias individuales, para lo cual puede recurrir a dos tipos de explicaciones:
La explicación próximal alude a causas próximales en la conducta de un individuo, que hay que situarlas en las circunstancias inmediatas, en un sentido espacio-temporal.
La explicación distal, alude a causas distales, es decir a hechos que sucedieron anteriormente en la vida de los sujetos.
Así mismo, la explicación de la conducta, puede situarse en un polo Molar, donde la conducta de los individuos se explican en términos socioculturales, o en un polo Molecular, en el cual la conducta se explica en términos de causalidad, basados en mecanismos de tipo bioquímico.
Por otra parte, la causa de la variabilidad de la conducta se puede situar en dos planos diferentes, en primer lugar en un conjunto de causas externas al sujeto, son los fenómenos ambientales que en Psicología se denominan estímulos, y por otro lado en un conjunto de estímulos internos, que tienen un significado de antecedentes en la conducta y que son análogos a los externos, junto a estas causas, existen otras propias del sujeto y que modulan la acción de las primeras sobre las segundas, que se denominan endógenas.
Podemos resumir que en términos de variabilidad, las diferencias de la conducta, deben justificarse sobre la base de los efectos de las causas externas al sujeto (estímulos), y las causas internas del sujeto (disposiciones),
A la Psicología Diferencial le interesa la parte de la variabilidad de la respuesta que procede de la forma de ser de las personas, de sus disposiciones individuales. Estas disposiciones se identifican como constructos y tienen una posición mediacional en la cadena de causación de la conducta, son propias del sujeto y no son susceptibles de manipulación directa.
Los factores situacionales o estímulos anteceden siempre a la conducta, y la provocan. Los factores individuales son los que modulan estas conductas, y son los responsables de la variabilidad de estas.

CONDUCTA, HÁBITO, RASGO, ESTADO Y TIPO.

Las conductas de los individuos dependen de las situaciones, pero a pesar de que las situaciones determinen las conductas, la variabilidad interindividual de estas dependen de las características de los individuos que la ejecutan.
Las conductas habituales o frecuentes, en Psicología, se denominan hábitos, y solamente se aplica este término a conductas observables.
Las respuestas o conductas de los organismos se dan en función de las características particulares de los estímulos (especificidad). Esta especificidad, pierde relevancia ante comportamientos complejos.
Según Amelang y Bartussek es necesario pasar de la observación a la generalización para conseguir una aproximación explicativa de la variabilidad de la conducta. Esta generalización puede darse en dos planos:
  • Generalización longitudinal: Consiste en la generalización de las conductas de los individuos a través del tiempo, para conseguir descubrir la estabilidad de una conducta, habito o rasgo. La estabilidad hace referencia a la suposición de que los individuos a lo largo del tiempo muestran su conducta típica.
  • Generalización transversal: Consiste en la generalización de las conductas de los individuos en función de las situaciones donde acontecen, para descubrir la consistencia de una conducta, hábito o rasgo. Esta consistencia, asume una cierta independencia frente a la especificidad de las condiciones ambientales o situacionales. Tanto la estabilidad como la consistencia, se pueden explicar mediante la Teoría del Aprendizaje, y podemos decir que los hábitos, son conexiones consistentes, duradera y estables entre E y R.
El concepto de hábito se formula por generalización de las conductas.
Las disposiciones o atributos psicológicos no se pueden observar directamente y se distinguen de los hábitos por su mayor independencia de las situaciones y modos de respuesta, son por tanto constructos teóricos inferidos y supuestos, en estas disposiciones, destacan los denominados rasgos psicológicos.
Un rasgo puede entenderse como una disposición personal a comportarse de una manera parecida en muchas y diversas situaciones, los rasgos, son contingentes con los estímulos o situaciones que elicitan las respuestas o conductas a las cuales influencian. Los rasgos agrupan una serie de respuestas que no son específicas de una situación concreta, no son elicitados por situaciones concretas y específicas.
Podemos definir los rasgos desde dos niveles, el ontológico y el metodológico.
El nivel ontológico, hace referencia a su naturaleza, desde este punto de vista, el rasgo, es un concepto real (entidad causal), disposicional (tendencia a actuar), y descriptivo (clasificación).
En el nivel metodológico, el rasgo, está determinado por la medida en que es capaz de justificar la consistencia del comportamiento.
Los rasgos, pueden ser agrupaciones más o menos extensas de hábitos de conducta, y así, hay rasgos amplios, y rasgos estrechos, cuando los rasgos se definen muy ampliamente, suelen denominarse tipos.
Las disposiciones de personalidad se denominan rasgos, mientras que las disposiciones de naturaleza cognitiva, se denominan capacidades, pero desde el punto de vista de las Diferencias Individuales, ambos tipos de disposiciones reciben la consideración de rasgo.
Los rasgos, pueden identificarse empíricamente gracias al uso del Análisis Factorial (AF), o teóricamente en base a una serie de presuposiciones o consideraciones teóricas.

Las funciones de los rasgos en la Psicología de las Diferencias individuales, consideramos que son:
  • Predictiva: permiten conocer que hará el sujeto en situaciones futuras.
  • Descriptiva: para identificar fácilmente a las personas.
  • Clasificatoria: permite agrupar al individuo, en una categoría o clase de individuo.
  • Explicativa: nos facilita la comprensión y explicación de la personalidad y su conducta.
  • Las funciones más importantes de los rasgos son la descriptiva y la clasificatoria.
  • Se puede decir que el estado es el resultado de los efectos de las situaciones sobre los rasgos, mientras que un tipo, es un conjunto de rasgos.
Los tipos psicológicos

Lo primero es diferenciar lo que denominamos “tipos ideales” de “tipos empíricos”.
  • Tipos ideales: son concepciones teóricas que se convierten en modelos, esquemas o arquetipos con el único objeto de servir como instrumentos clasificatorios con los que ayudarnos a comprender a los individuos reales. Son clases o categorías aisladas entre sí con las que poder clasificar de forma categorial a los individuos.
  • Tipos empíricos: son categorías resultantes de la constatación empírica de ciertas dimensiones, que organizadas, configuran una clasificación de la realidad de las diferencias individuales, se utilizan variables cuantitativas como modo de catalogación de los individuos. En este sentido, el concepto de tipo no es distinto del de rasgo.
Los Estados Psicológicos:
  • La distinción “estado/rasgo” se ha planteado como forma de entender lo que es una reacción compleja inmediata, pero de más duración, que la del de una simple reacción emocional, de lo que es una característica o disposición de respuesta habitual frente a ciertos cambios y que como cualquier disposición del sujeto es casi permanente en él.
  • La diferencia básica entre un estado y un rasgo, es análoga a la que existe entre el estar y el ser.
CONCEPTOS ESPECÍFICOS DE LA PSICOLOGÍA DIFERENCIAL

El desarrollo particular de la Psicología Diferencial como disciplina autónoma, ha generado una serie de conceptos, que constituyen su “corpus científico”.
La conducta de los individuos en las situaciones la podemos analizar bajo dos puntos de vista que son: el del rendimiento o ejecución, y el del estilo o configuración del comportamiento. La presencia de diferencias individuales en ambos aspectos es notable, en el primer caso, porque el grado de éxito de los sujetos es distinto, y en el segundo, porque las formas que adoptan las conductas de los individuos cambian en función de su propia idiosincrasia, en referencia al rendimiento, disponemos del concepto especifico de psicología diferencial, de capacidad (del individuo), y en el caso de las formas usamos los conceptos de estilo (del individuo).

Los conceptos más específicos que se agrupan en torno a la capacidad de rendimiento son: Aptitud, Habilidad y Destreza.

Los conceptos estilísticos más específicos son: Constitución, Carácter, Temperamento y Personalidad.

CAPACIDAD, APTITUD Y RENDIMIENTO

Rendimiento y Ejecución
Se llama rendimiento en una tarea a un resultado cuantitativo, analizado según un criterio de adecuación de las respuestas emitidas por el individuo.

Aptitud y Capacidad
La capacidad nos indica un cierto tipo de potencialidad que se puede atribuir a un sistema organismo o individuo
Las capacidades o aptitudes se definen siempre en términos de potencialidad para ejecutar un tipo de conductas o ejecuta un determinado tipo de conductas o habilidades, y se refieren al nivel de rendimiento alcanzado en ese tipo de conductas.
Generalmente se acepta en Psicología Diferencial, que una capacidad o aptitud es un rasgo, con cierto nivel de estabilidad y consistencia, que caracteriza el rendimiento del individuo.
En el concepto de aptitud se encuentran implícitos tres hechos:
  • La existencia de diferencias individuales en esas características
  • Su relación con las tareas o exigencias del entorno
  • Y la idea de potencialidad relacionada con el rendimiento.
Las aptitudes se pueden considerar variables intermediarias, en términos estadísticos, se corresponden a las variables latentes. Otro aspecto es la utilidad pronóstica de las aptitudes, que está vinculada a su medición psicométrica.

Habilidad y Destreza
Las habilidades o destrezas son competencias desarrolladas en el sujeto que están presentes en el momento de realizar una tarea y que, por tanto, corresponden al desarrollo, de las capacidades o aptitudes potenciales del individuo.
No pertenecen al dominio de las potencialidades sino al de las realidades individuales efectivas en un momento temporal concreto.
Tienen un fuerte componente genético, sin excluir el efecto ambiental acumulado.
Las aptitudes presentan una importante variabilidad interindividual, lo mismo sucede con las habilidades o destrezas, pero en este último caso a la variabilidad interindividual innata se impone los efectos de las diferencias en las estrategias de aprendizaje de las habilidades.

CONSTITUCIÓN, TEMPERAMENTO, CARÁCTER Y PERSONALIDAD.

La razón de ser de estos conceptos es, en el más simple de los casos, la descripción y clasificación de los individuos y de su variabilidad psicológica.

Constitución
Por constitución entendemos la dotación biológica de un individuo. La constitución está compuesta de elementos estáticos y dinámicos.

Temperamento
El temperamento reúne en su interior un conjunto de rasgos que hacen referencia a las características emocionales de la conducta, estos rasgos están muy determinados por la propia configuración morfológica y fisiológica del individuo y, en cierto modo, expresan los determinantes genéticos de la personalidad.
En el marco del estudio de las diferencias individuales, el temperamento, ocupa un lugar preeminente, ya que nos facilita la comprensión de las diferencias en personalidad en términos de edad, en el ámbito clínico y en cuanto a su determinación biológica y consistencia comportamental.

Carácter
El carácter es una combinación de valores, sentimientos y actitudes, y precisa mas de un estudio cualitativo que cuantitativo.

Personalidad
Los psicólogos, definen la personalidad como el conjunto de formas y modos característicos de enfrentarse al medio de un individuo.
La personalidad es un constructo complejo que hace referencia a la totalidad psíquica del individuo humano.

CREATIVIDAD Y ESTILOS COGNITIVOS

Creatividad
Las diferentes formas de definir la creatividad coinciden en resaltar su vinculación con la creación de alguna cosa novedosa u original a juicio de los expertos o de la propia experiencia.
Es un constructo que hace referencia a aspectos combinados de la inteligencia, y de la personalidad.

Estilo Cognitivo
Es un conjunto de conceptos que hacen referencia a las formas de percibir, recordar, y pensar. Estos estilos cognitivos, son distintos de los constructos aptitudinales o de capacidad intelectual, y se acercan más al concepto amplio de personalidad, pero sin ser de naturaleza emocional.
Son constructos formulados de forma empírica y que combinan aspectos cognitivos y de personalidad.

EDAD, SEXO/GÉNERO Y RAZA

La variable sexo y las diferencias individuales
La investigación empírica de la variable sexo, evidenció la insuficiencia de la clasificación dicotómica basada en el sexo morfológico.
El género es un concepto psicológico y cultural que hace referencia a los sentimientos subjetivos que identifican al sujeto con un hombre o con una mujer, (identidad del género)  es el grado con el cual se identifica una persona en cuanto a su “masculinidad y feminidad”, también hace referencia a la valoración social de la conducta del individuo (rol de género).

Edad y Diferencias Individuales
Aparte de la edad biológica (tiempo transcurrido entre el nacimiento de un individuo y el momento al que hace referencia ese valor), existen otras apreciaciones de la variable edad:
  • Edad psicológica: Hace referencia a como el individuo es capaz de adaptarse a su medio en comparación con sus congéneres (en inteligencia se denomina edad mental).
  • Edad Social: Hace referencia a la medida en que un individuo se corresponde, en su comportamiento y rol social, a lo que su entorno esperaría de él en base a la edad biológica.
En Psicología Diferencial nos ocupamos de las diferencias asociadas a la edad cronológica, mediante el uso

La raza y la Psicología Diferencial
El estudio de las razas en el marco de la Psicología Diferencial, se ha desarrollado muy ampliamente en la Psicología Norteamericana, especialmente en la temática de las capacidades cognitivas, y en mucho menor grado, en la personalidad.

Compartir