La Teoría de los Modelos Mentales

Se centra en el análisis del proceso de inferencia, independientemente del tipo de representación. La construcción de un modelo mental de las premisas refleja la estructura de la disposición espacial y esta estructura no tiene que identificarse necesariamente con una imagen mental concreta. Los sujetos construyen un modelo mental de la situación descrita por las premisas basándose en su conocimiento del significado de los términos relacionales.

La idea central es que se representa la disposición espacial del contenido de las premisas y se combinan estos modelos para llegar a una inferencia sobre las relaciones entre los dos términos no relacionados.

La teoría de los modelos mentales está en desacuerdo con la representación proposicional de los modelos lingüísticos y defiende una representación integrada de la información basada en la construcción de los modelos mentales. Las predicciones del modelo de la imagen mental y el lingüístico coinciden. Recordemos que la teoría de los modelos mentales predice que la dificultad de los problemas dependerá del número de modelos mentales que puedan construirse a partir de las premisas. Partiremos de series de cinco términos, en las que se pueden generar silogismos transitivos con más de un modelo mental y con una conclusión válida.

Los resultados experimentales apoyaron las predicciones de la teoría de los modelos mentales frente a las predicciones del modelo de Hagert. El número de los modelos mentales, y no el número de reglas, determinaba la dificultad de los problemas.

En la teoría de los modelos mentales la sobrecarga de la memoria de trabajo es una de las fuentes principales de error y a medida que aumenta el número de modelos mentales también aumenta la dificultad de los problemas.

La memoria de trabajo a su vez se encuentra constituida por un procesador central que recibe apoyo de otros dos subsistemas temporales: un almacén fonológico y uno visoespacial. Si se introduce durante la realización de una tarea de silogismos lineales una segunda tarea que requiera la utilización de este almacén visoespacial, se esperaría encontrar un deterioro en el rendimiento de los sujetos al producirse una interferencia en la construcción y elaboración de las disposiciones espaciales en la memoria de trabajo.

Los resultados experimentales han puesto de manifiesto que la introducción de una tarea visoespacial interfería en el rendimiento, apoyando la representación de una disposición espacial en el razonamiento silogístico.

Compartir