Introducción

También conocido como silogismo lineal.

La relación de transitividad se define como la propiedad de cualquier escala o dimensión de acuerdo con la que se compara u ordenan objetos.

En general usamos un silogismo, constituido por dos premisas en las que relacionamos tres términos en función de una propiedad transitiva.

Se pueden introducir también relaciones negativas en una de las dos premisas o en ambas (premisas de igualdad negada)

En total habría 32 pares de premisas; 8 afirmativas, y 24 negativas (8 con la primera premisa negativa, 8 con la segunda y ocho con ambas).

También se han utilizado silogismos indeterminados en los que los dos términos de la serie están situados hacia el mismo extremo de la relación con respecto al término medio, no pudiéndose alcanzar una conclusión válida sobre la relación entre ambos.

"Pensamiento es más plomo que Modificación"
"Personalidad es más ligera que Pensamiento"
¿Modificación versus Personalidad?

A partir de Störring el razonamiento con series de tres términos ha planteado una polémica centrada en el tipo de representación de las premisas. Algunos sujetos parecían formar un diagrama mental, mientras que otros parecían resolver el problema de forma verbal.

Compartir