Cuestiones Etiologicas y Epidemiologicas

A. UN ANALISIS GENERICO

Desde un punto de vista biológico médico, los trastornos de personalidad tendrían un fuerte componente biológico que explicaría su aparición. Pero desde un acercamiento más social, serían las interacciones interpersonales y los aprendizajes de aquí derivados los responsables de tal aparición. Hoy en día, y en función de los sistemas de clasificación categoriales y dimensionales, no se puede decir que la responsabilidad se pueda adscribir totalmente a uno de los dos bloques de factores. Más bien sería la interacción continuada entre ambos lo que a lo largo de la infancia y la adolescencia iría configurando un patrón de comportamiento que conduciría al establecimiento, a partir aproximadamente de la tercera década de vida, de un diagnóstico de personalidad.

Sólo MILLON se atreve a dar datos concretos acerca de las posibles circunstancias biológico aprendidas que serían entendidas como etiología de los trastornos de personalidad.
Millon propone que existen determinantes biogénicos y psicogénicos que covarían para formar la personalidad a lo largo del tiempo, de forma que el curso de las últimas características está relacionado intrínsecamente con los eventos de la infancia.

En términos generales, y tras una revisión de los trabajos epidemiológicos realizados en Estados Unidos, desde 1960 hasta 1986, parece que en líneas generales los trastornos de personalidad están asociados con los jóvenes y con el género masculino.

B. SINTOMAS ASOCIADOS Y TRATAMIENTO

Así como existía más o menos un acuerdo entre los distintos sistemas de clasificación a la hora de establecer los síntomas característicos de cada trastorno (otra cosa era la cantidad de rasgos que se tenía que manifestar), a la hora de establecer cuáles son otros síntomas asociados a los trastornos de personalidad existe muy poca relación entre lo que propone cada uno de los sistemas. Además, sólo dos de los sistemas ofrecen datos de este tipo, ya que la CIE 10 no comenta nada en su clasificación.

En líneas generales, los apuntes de Millon están directamente relacionados con trastornos mixtos de personalidad y trastornos del eje 1, mientras que el DSM indica que, en caso de estar asociado a otro trastorno, en la mayor parte de las ocasiones se refiere a otro trastorno de personalidad, lo que resulta incoherente con el propio manual, o mejor dicho, pone de manifiesto que las críticas que los modelos dimensionales le hacen no andan muy descaminadas: los síntomas de los trastornos de personalidad se solapan en gran medida; si no se llega al punto de corte se puede ser diagnosticado de otro trastorno y, a pesar de no avisar de la posibilidad de establecer diagnósticos múltiples de personalidad, parece que los mismos productores del DSM consideran que suelen presentarse varios trastornos de la personalidad a la vez en un mismo paciente.

Compartir