La Concepción de Sujeto desde la Escuela Inglesa

La escuela Inglesa tiene como principal referente a Melanie Klein.
Melanie Klein habla de un yo primitivo. El bebé al nacer tiene un yo que le permite sentir ansiedad, utilizar mecanismos de defensa y establecer relaciones objetales. Este yo está desorganizado, debe desarrollar defensas que le permitan elaborar las ansiedades y así poder mantener relaciones objetales más maduras (relación con objetos totales).
Melanie Klein utiliza el término Posición - y no fases o etapas transitorias- para referirse a la configuración específica de relaciones objetales, ansiedades y defensas persistentes a lo largo de la vida.
Diferencia dos posiciones que se despliegan antes del primer año de vida:
  • La posición esquizo-paranoide: se caracteriza por la coexistencia de las pulsiones agresivas y libidinales; la relación es con el objeto parcial (pecho materno) que se halla escindido en dos: "bueno" y "malo"; utiliza como procesos psíquicos la introyección y la proyección; la angustia es de naturaleza persecutoria.
  • La posición depresiva: se caracteriza por la relación con objetos totales; se atenúa la escisión de objeto; las pulsiones libidinales y hostiles se dirigen al mismo objeto; la angustia es depresiva, se la combate con distintos tipos de defensas pero se supera cuando el objeto amado es introyectado en forma estable.
La forma de integración de las relaciones objetales durante la posición depresiva queda como base de la estructura de personalidad, posteriormente las ansiedades depresivas se atemperan y se modifican gradualmente, pero ciertas ansiedades paranoides y depresivas siguen activas en la personalidad.
Si el yo está bien integrado y ha logrado, durante la etapa depresiva, elaborar una relación relativamente firme con la realidad, los mecanismos neuróticos irán sustituyendo a los psicóticos.
A medida que continúen los procesos integradores, que se iniciaron durante la posición depresiva, la ansiedad irá disminuyendo y la reparación, la sublimación y la creatividad reemplazarán, en parte, a los mecanismos de defensa psicóticos y neuróticos.
La estructura de la personalidad está determinada, en gran parte, por las fantasías del yo sobre sí mismo y los objetos que contiene.
Las fantasías inconscientes están siempre presentes y de forma activa en toda persona.
Lo que determinará el estado psíquico del sujeto es la naturaleza de éstas fantasías y su relación con la realidad externa.
Crear fantasías es una función del yo, es una expresión mental de los instintos por medio del yo. Este yo que desde el nacimiento es capaz de establecer relaciones objetales en la fantasía y en la realidad. Las experiencias con la realidad influyen en la fantasía inconsciente y viceversa, están en constante interrelación.
Las relaciones objetales existen dentro de la personalidad y en la relación con el mundo externo.
El mundo interno de relaciones objetales determina de modo fundamental las relaciones con el mundo exterior, es el residuo de las relaciones del individuo con las personas de que ha dependido para al satisfacción de las necesidades primitivas en la infancia.
Melanie Klein adhiere a una Postura estructuralista, no evolutiva. El sujeto se relaciona con el mundo externo a partir de una fantasía, esta creación es función del yo.

Compartir