La Teoria Fenomenológica de C.R. Rogers

INTRODUCCION HISTORICA

Enfoques humanistas:
  • influjo de la filosofía
  • rechazo de los conceptos motivacionales del psicoanálisis y del aprendizaje.
  • El Yo como concepto central
  • Autores: Rollo May, Maslow, Allport, Rogers y Kelly.
La teoría de Rogers se ha propuesto como prototipo de las teorías fenomenológicas:
  • Rogers cree que el individuo percibe el mundo que le rodea de un modo singular y único; estas percepciones constituyen su realidad: campo fenoménico.
  • La única realidad que cuenta para un sujeto es la suya propia.
  • Distingue tres tipos de conocimiento:
    • 1. El subjetivo: formación de hipótesis a partir de la experiencia interior. A través de él sabemos si amamos, odiamos, etc.
    • 2. El objetivo : las hipótesis se confrontan y verifican con el exterior.
    • 3. El interpersonal o fenomenológico: a caballo entre los dos anteriores y a través del cual tenemos acceso al mundo subjetivo de otra persona.
Para validar este conocimiento podemos, además de observar y preguntar al otro, crear un clima empático entre los dos, siendo este último método el preferido por Rogers.

Rogers considera que su teoría es sobre todo una teoría de la psicoterapia, que contiene una teoría de la personalidad.

Algunas influencias en la teoría de Rogers:
  1. Aportaciones de Snygg y Combs que consideran que toda la conducta está determinada por el campo fenoménico del organismo.
  2. Teorías organísmicas que insisten en la totalidad y organización estructurada del organismo humano respecto al esfuerzo de éste para desarrollar sus potencialidades (tendencia a la autorrealización de Rogers)
  3. Teoría de Lecky sobre la autoconsistencia según la cual el organismo se esfuerza por conservar su propia organización.
  4. La práctica clínica freudiana y las concepciones de Otto Ran.
  5. La Teología
FORMULACION DE LA TEORIA
  1. Defensa de la subjetividad
  2. Características básicas que ocurren en la infancia:
El sujeto percibe sus experiencias como una realidad. Su experiencia es su realidad.

El sujeto posee la tendencia inherente a actualizar su organismo, a desarrollar todas sus capacidades de modo que pueda expandirse.

Aquí aparece la “tendencia a la actualización”: considerada como una motivación positiva que impele al organismo a progresar, es directiva y finalista y va de lo simple a lo complejo: “la meta que el sujeto ha de querer lograr, el de volverse él mismo”.

CLAVE: la creencia en un organismo activo, actualizante y directivo.
  • El niño interactúa con su realidad para satisfacer la necesidad de actualización. Es la realidad percibida la que regula la conducta más que el estimulo o realidad “objetiva”.
  • En esta interacción, el organismo se comporta como un todo organizado.
  • Desde su infancia, el sujeto desarrolla un proceso de evaluación cuyo criterio es la necesidad de actualización. Las experiencias vividas como satisfactorias se valorarán positivamente y a la inversa.
  • El niño se aproximará a estas experiencias y evitará las vividas como negativas.
POSICION DE LA TEORIA RESPECTO A LOS PROBLEMAS DE LA PSICOLOGIA DE LA PERSONALIDAD

Estructura de la personalidad

La teoría se asienta sobre dos conceptos claves:
  • Organismo
  • Self (yo, sí-mismo)
Concepto de Organismo:
  • Concebido como totalidad gestáltica
  • Estructura básica de la personalidad
  • Similar al Ello freudiano
  • Centro y lugar de toda experiencia
  • El conjunto total de experiencias es el campo fenoménico (realidad subjetiva), donde tienen lugar experiencias simbolizadas (conscientes) y no simbolizadas (no conscientes)
  • Las experiencias no conscientes están más cerca de las preconscientes freudianas que de las inconscientes. (Rogers denomina a este fenómeno subcepción).
Concepto de Self:
  • Concebido como conciencia de existir
  • Configuración de experiencias y percepciones, expresadas simbólicamente como autoconcepto.
  • Es una parte del campo fenoménico
  • Es consciente y lo rigen las leyes de la percepción.
2 Acepciones:
  1. el yo real: concepto de sí mismo, tal y como es percibido por el sujeto en un momento determinado.
  2. el yo ideal: que representa aquello que quisiéramos ser y que está formado por percepciones especialmente significativas para el sujeto.
Dinámica y desarrollo de la personalidad

En el proceso de formación del yo intervienen dos tipos de motivaciones (además de la tendencia a la actualización):
  1. la necesidad de consideración positiva: la necesidad de recibir amor y afecto es universal, persistente y recíproca.
  2. la necesidad de autoestima o autoconsideración positiva: el niño percibe que algunas de sus experiencias son aceptadas positivamente por sus padres que le manifestarán afecto, satisfaciendo su necesidad de amor, mientras que otras no serán aceptadas y no recibirán el afecto necesario para satisfacer la necesidad de consideración positiva. En función de esto, el niño va aprendiendo a valorarse a sí mismo (autoestima) admitiendo como criterio válido la evaluación que hagan sus padres sobre qué experiencias son aceptadas y cuáles no.
Cuando el niño se comporta de acuerdo con estos valores introducidos, puede decirse que ha adquirido condiciones de mérito. No se verá a sí mismo positivamente a menos que viva de acuerdo a dichas condiciones.

Tanto la necesidad de autoestima como la de “consideración positiva”, se adquieren en el curso del desarrollo y pueden entrar en contradicción con la tendencia innata hacia la actualización.

Una vez adquiridas estas condiciones de valor o mérito, e incorporadas al self, el niño empieza a percibir selectivamente sus experiencias, las que coincidan con estas condiciones de valor serán percibidas conscientemente y simbolizadas correctamente, las que no, van ser vividas como amenazantes par el yo; para reducir esta discrepancia, el sujeto tiende a distorsionar o a negar dichas experiencias, lo cual supone una ruptura de la unidad gestáltica.

CLAVE: el concepto de incongruencia, entre el concepto de sí mismo y la experiencia del organismo (a nivel estructural) y entre las tendencias que corresponden a ambas estructuras (a nivel motivacional): la necesidad de actualización (organismo) y la de consideración positiva (self).

Otras incongruencias pueden darse entre:
  • la realidad subjetiva y la externa
  • el sí mismo real y el ideal.
El estado de incongruencia genera :
  • sensación de tensión y confusión interna.
  • rigidez perceptiva (dada la necesidad de distorsionar la realidad)
  • percepciones erróneas
  • un modo de actuar regido más por creencias que por confrontación con la realidad.
Puesto que el sujeto no puede percibirse como incongruente tendrá que distorsionar sus propios sentimientos, experiencias y acciones. Luego, los mecanismos de distorsión o negación de la experiencia son reacciones de defensa que impiden que esto ocurra.

Este mecanismo se sensación de amenaza-evitación de la incongruencias mediante mecanismos de negación-distorsión guarda paralelismos con el esquema freudiano de protección del yo y mecanismos defensivos.

Alteraciones psicopatológicas y estrategias terapeúticas.

El desajuste psicológico viene determinado por la magnitud del proceso de incongruencia y del proceso de defensa.

Dos tipos de patologías:
  • las conductas defensivas: el sujeto consigue ocultar su incongruencia mediante una combinación entre mecanismos de distorsión y negación.
    • son las conductas neuróticas (racionalización, fantasía, proyección, fobias, compulsiones, etc.)
    • y algunas de las psicosis: paranoia y estados catatónicos.
  • las conductas desorganizadas : los mecanismos defensivos no son capaces de controlar el nivel de incongruencia y se produce una desintegración de la personalidad. Las conductas irracionales son frecuentes.
    • Son las psicosis agudas.
    • La terapia tiene como objetivo la reintegración de la personalidad, mediante la reducción de las condiciones de mérito o valor incorporadas al self y el incremento de la autoconsideración positiva no condicionada.
Rogers plantea que más que las técnica, lo que se necesita es que el terapeuta posea habilidades tales como comprender el mundo privado del paciente, empatía, no directividad y expresión de consideración positiva no condicionada: terapia centrada en el cliente.

EVIDENCIA EMPIRICA

Existen datos que validan el supuesto de que el autoconcepto se modifica como consecuencia del proceso terapéutico.

Idem para la hipótesis que plantea que la propia aceptación favorece la aceptación de los demás.

Idem para la afirmación según la cual existe una necesidad de mantener una imagen congruente con uno mismo.

También se obtienen resultados que apoyan la hipótesis que plantea que un buen índice de ajuste psicológico es el grado de concordancia entre el yo real y el yo ideal, pero ¡¡ Ojo ¡!! con sujetos normales; con pacientes, los resultados son contradictorios.

CONSIDERACIONES FINALES

Este modelo puede considerarse como el precursor de la investigación objetiva en psicoterapia.
Sigue teniendo vigencia.

Compartir