Técnicas Proyectivas

Introducción

Definidas como aquellos instrumentos considerados especialmente sensibles para revelar aspectos inconscientes de la persona que provocan una amplia variedad de respuestas subjetivas;son altamente multidimensionales y evocadores de datos inusualmente ricos con un mínimo de conocimiento por parte del sujeto del objetivo del test.
Suponen una recogida de información prioritariamente útiles desde el enfoque dinámico puesto que sirven en el análisis del mundo inconsciente del sujeto. También han mostrado utilidad a la hora de evaluar otros aspectos del mundo cognitivo y afectivo. Estas técnicas suponen un medio de amplificación a la hora de “observar” atributos internos.
Como señala, Ainsworth, las técnicas proyectivas suponen la observación del individuo mediante tareas estandarizadas, tales situaciones pueden ser entendidas a modo de técnicas de manipulación, la variable independiente es la personalidad y las variables dependientes las respuestas del sujeto ante tales estímulos.
Existen varias dudas a la hora de tratar estas técnicas, su primer problema es su falta de claro anclaje teórico. A pesar de que son consideradas fundamentalmente ligadas al psicoanálisis, también se han pretendido conceptualizar desde la teoría de la Gestalt y desde el paradigma E-R.
Desde las técnicas proyectivas han sido desarrolladas, en su mayoría, desde un marco conceptual psicodinámico. Provoca la proyección del mundo interno del sujeto. Otros autores denominan a estas técnicas con el término de aperceptivas en el mismo sentido que Cattell las considera como test de percepción errónea. En todo caso, el apelativo de “proyectivas” seguiría estando vigente desde una perspectiva psicodinámica.
La Gestalt y específicamente desde aquel que liga la personalidad a la percepción, es perfectamente conceptualizable desde la psicología experimental gestaltista. Conceptos como defensa perceptiva y distorsión perceptiva serán los mecanismos que permitan la integración personalidad-percepción y su extensión a través de las técnicas proyectivas.
También el paradigma E-R y , concretamente, el modelo mediacional de Hull, puede ser utilizado como soporte de las técnicas proyectivas. Los métodos proyectivos pretenden el análisis de los hábitos emocionales. Auld distinguió tres tipos de situaciones que le permitirían explicar las relaciones entre los métodos proyectivos y los hábitos:
  • Situación de origen.
  • Situación de test.
  • Situación de criterio.
La relación entre las tres situaciones se debe, precisamente, a los hábitos emocionales que fueron aprendidos de origen, que aparecen en la situación del test y que, dado su poder explicativo de la conducta, permiten predecir el comportamiento en la situación de criterio.

Características y Tipos de Técnicas Proyectivas

  1. El sujeto cuenta con una estructura básica y estable de la personalidad. Tal estructura está integrada por ciertas dimensiones, rasgos o construcciones, organizadas en forma idiosincrática en cada sujeto. Las respuestas de los sujetos ante las técnicas proyectivas permitirán la exploración de la estructura.
  2. La organización de la estructura de la personalidad hace distintos niveles de profundidad en su análisis. El RORSCHACH permiten ahondar en los aspectos estructurales de la personalidad, el TAT, analizarían aspectos más superficiales y, influenciables por la situación.
  3. Existe una relación entre los inobservables que integran la estructura de la personalidad y las manifestaciones conductuales de los sujetos, por lo que el análisis de la estructura de la personalidad, a través de estas manifestaciones, permitirán la predicción del comportamiento.
  4. La respuesta ante el material proyectivo no es causal sino que es significativa y será entendida como un signo de la personalidad del sujeto.
  5. Cuanto más ambiguas sean las propiedades de los estímulos de una técnica proyectiva más reflejarán su personalidad.
  6. El sujeto no es consciente de la relación entre sus respuestas y su mundo interno y es difícil que puedan falsear sus respuestas, las técnicas pueden ser enmascaradas e involuntarias.
  7. El análisis ha de ser cualitativo y global.
El material de prueba puede ser verbal, visual o manipulativo.
Las operaciones a efectuar por los sujetos, son de asociación, interpretación, manipulación o de elección.
Las técnicas proyectivas se clasifican en:
  1. Estructurales: material visual de escasa estructuración. RORSCHACH.
  2. Temáticas: material visual con distintos grados de estructuración formal de contenido humano o parahumano, sobre el cual el sujeto debe narrar una historia. TAT.
  3. Expresivas: consigna verbal o escrita de dibujar una/s figura/s. (TEST DEL ARBOL, FAMILIA, FIGURA HUMANA).
  4. Constructivas: material concreto que el sujeto debe organizar en base a distintas consignas (TEST DEL PUEBLO).
  5. Asociativas: consigna verbal o escrita por la que el sujeto ha de manifestar verbalmente sus asociaciones frente a palabras, frases o cuentos (FRASES INCOMPLETAS, FÁBULAS DE DÜSS).

Tecnicas Estructurales: El Psicodiagnóstico De Rorschach

La hipótesis proyectiva básica ha sido que el sujeto , al imponer estructuración a un material semiestructurado, refleja características más o menos estables de su personalidad.
  1. MATERIAL: 10 láminas conteniendo manchas simétricas, cinco de ellas en blanco y negro, las cinco restantes conteniendo otros colores (rojo y negro las láminas II y III y policromadas, las VIII, IX y X). Las láminas es el único elemento en común que comparten los distintos sistemas de valoración del RORSCHACH, ya que tanto la recogida del protocolo, como su valoración e interpretación varían ampliamente entre ellos.
  2. CONSIGNA: la consigna varía de unos autores a otros, pero tienen un elemento en común: pedir al sujeto que organice perceptualmente las manchas dando una respuesta verbal sobre lo que ve en ellas. Es importante tener en cuenta que pequeñas variaciones en las instrucciones pueden dar lugar a importantes variaciones en el modo en que el sujeto realiza su tarea, y por tanto, en el protocolo final que se obtiene. Cada autor basa su interpretación en sus observaciones obtenidas a partir de unas instrucciones concretas. Una característica común es el principio de ambigüedad. Se relaciona con la necesidad de estructurar lo menos posible la situación de prueba, con objeto de dejar libertad al sujeto, manifestando de este modo su personalidad. También se aconseja que el evaluador adopte una actitud lo más neutra posible. Evitando manifestaciones, ya sean de apoyo y mucho más de rechazo, verbales o no verbales. Una vez recogido el protocolo, y obtenidas las respuestas, es necesario anotar en qué parte de la mancha las ha percibido, así como cuáles son los elementos de la lámina que le han sugerido la respuesta. Se aconseja obtener estas aclaraciones delante de niños o adultos con una patología severa, ya que se evita el olvido o la negación de algunas respuestas. La encuesta ha de ser lo menos directa y lo más breve posible, con objeto de no obtener localizaciones o determinantes de la respuesta que no reflejen adecuadamente los que han intervenido en la elaboración de la respuesta original.
  3. VALORACIÓN : Es aconsejable atenerse estrictamente a un único sistema. El sistema elaborado por Exner pretende incorporar un sitema único y objetivo de todos aquellos elementos desarrollados por distintos autores que hayan demostrado aportar una información clínica valiosa. Este autor ha realizado algunas innovaciones, sea para diferenciar o simplificar algunas valoraciones de otros autores, así como ha introducido nuevos elementos de valoración, que ésta refleje de un modo comprehensivo las características de las respuestas. Este sistema permite realizar de un modo científico lo que los profesionales venían haciendo de un modo más intuitivo.
  4. INTERPRETACIÓN: En el protocolo podemos distinguir dos tipos de datos, unos de tipo normativo y otros de tipo idiográfico. Por otra parte, existen una serie de percepciones que hemos traducido estructuralmente a unas categorías de respuesta. El Resumen estructural recoge todas esas respuestas, reduciendo los elementos estructurales a proporciones o porcentajes. Éste es un paso fundamental que permite comparar un protocolo determinado con cualquier otro o con un protocolo “normalizado” obtenido a partir de una muestra representativa de una población determinada. Podemos por tanto, comparar un protocolo determinado con el de otros sujetos de su edad o con el de un grupo diferenciado como pueden ser esquizofrénicos, depresivos, etc. Exner, presenta estadísticos descriptivos para adultos y niños distribuidos en distintos grupos diferenciados. De este modo, las desviaciones del Resumen estructural del protocolo de un individuo con respecto a estos grupos normativos permiten inferir determinados aspectos del funcionamiento psicológico de un sujeto y clasificar a éste según supuestos de semejanza. El establecimiento de estos datos normativos, fue inicialmente criticado por algunos proyectivistas, aduciendo que esta prueba se convertiría en una técnica psicométrica que permite la ubicación del sujeto en una serie de dimensiones por referencia a un grupo normativo. Así sí se perdería una de las peculiaridades que los clínicos más han apreciado en esta técnica: su capacidad para describir exhaustiva e idiográficamente a un sujeto. Aunque sin embargo, dada la naturaleza de estas técnicas, muchas de las afirmaciones que sobre un individuo se hacen a partir de ellas se derivan de comparaciones interindividuales, aunque éstas sean implícitas. Todos lo autores enfatizan en la necesidad de llevar a cabo una interpretación global de un protocolo, no tomando en cuenta elementos aislados sino interrelacionando los distintos componentes en el contexto del protocolo global así como con la información de que disponemos sobre el sujeto procedente de otras fuentes.
  5. UTILIDAD: No es aconsejable acudir a ella para responder a cuestiones para las que existen métodos más directos. En donde los datos aportados por entrevista y observación permitan un diagnóstico claro, la aportación del RORSCHACH, es muy limitada. Pero puede ser útil allí donde la entrevista y observación sean confusos y debamos triangular metódicamente. Puede ser útil, como fuente de hipótesis, cuando otros métodos no nos permitan alcanzar supuestos, de todas maneras estas hipótesis sugeridas por la prueba, tal vez vagas y difusas, deberán ser validadas en la medida de lo posible por otros métodos. Su aportación será muy importante, cuando el objetivo de la evaluación haga temer un intento de falseamiento por parte del sujeto si se recurre a técnicas menos enmascaradas. También pueden encontrar útil el test de RORSCHACH aquellos profesionales dinámicos, cuando necesiten obtener en un mínimo de tiempo una visión general del funcionamiento del individuo.

Técnicas Temáticas

Son aquellas técnicas proyectivas que, a través de un material estimular visual, más o menos estructurado, preferentemente de contenido humano, y carente de la neutralidad temática en las Técnicas estructurales, se pretende la producción verbal de un relato.
El sujeto, debe estructurar unos estímulos ambiguos y narrar una historia. Los datos aportados por estas pruebas tienen una óptima condensación de indicadores-signos sobre construcciones de la personalidad global, que orienten hacia la evaluación de las funciones orécticas y cognitivas.
El más habitual es el TAT ( Test de Apercepción Temática).
  1. PROCEDIMIENTO: Común, en sus aspectos generales, para todas las Técnicas temáticas, diferenciándose en la naturaleza de las láminas y a los requisitos fijados
  2. CONSIGNA: Es importante que el evaluador se atenga fielmente a la consigna establecida, de tal forma que la tarea se exija uniformemente a todos los sujetos, sin introducir ocasionalmente clarificaciones adicionales a dicha tarea. Ej: el TAT-le voy a mostrar unas figuras- algunas técnicas como el TOR (test de relaciones objetales) se hace especialmente énfasis en el presente – que está ocurriendo aquí y ahora - .
  3. LAS INTERVENCIONES DEL EXAMINADOR: Al ser una relación bipersonal, el examinador deberá cuidar minuciosamente sus intervenciones en base a la neutralidad y demás condiciones tendentes a optimizar los resultados de las pruebas. Debe:
    • Expresarse con claredad.
    • Debe responder con parquedad, sin que se resienta la relación empática.
    • Debe permanecer distante.
    • Debe mantener el nivel de cordialidad.
    Es importante que controle su comunicación verbal y no verbal de modo que no se produzcan refuerzos inadecuados. En actuaciones con niños, se requerirá una actuación más participativa.
  4. LAS TÉCNICAS: El TAT de Murray, el FPT (test de cuatro cuadrados, consta de 4 láminas coloreadas ante las cuáles el sujeto ha de contar una historia que englobe todas ellas), las derivadas del TAT, CAT-A, CAT’S Y CAT-H, el llamado PN (Pata Negra, muy utilizado en la exploración infantil, y por último el TOR (test de relaciones objetales).
El TAT consta de 30 láminas, yendo del realismo fotográfico de algunas escenas en las que se presentan figuras detalladas hasta una lámina completamente blanca. Las láminas se seleccionan específicamente para cada sujeto en función de la edad y el sexo, algunos autores también lo hacen en base al potencial evocador provocado de las láminas, el número de láminas presentado es de 20, las cuales son aplicadas en dos sesiones.
El TAT, tanto en cuanto a su administración como en su valoración e interpretación, no presenta pautas, sistema y datos normativos unificados.
La CONSIGNA, propuesta por Murray es la más comúnmente aceptada. Una vez establecido el adecuado rapport con el examinado se le propone, a la vista de cada una de las láminas que se le van a mostrar, que construya una historia lo más completa posible que tenga un principio, un desarrollo y final y donde aparezcan los pensamientos y sentimientos de los personajes. La máxima fidelidad a la consigna a lo largo de todas las aplicaciones es imprescindible para conseguir el rigor necesario, cuidando no introducir sugerencias equívocas que puedan inducir al examinado a entender la tarea como una prueba de rendimiento intelectual.
Esta técnica también ha sido utilizada en aplicaciones colectivas mediante diapositivas, recogiendo por escrito las respuestas.
Los sistemas de valoración difieren tanto en qué variables debe ser evaluadas como con qué dimensiones y parámetros deben ser cuantificadas. Los sistemas cualitativos tienden preferentemente a la interpretación de los contenidos, apoyándose en la hipótesis proyectiva que enuncia que en los sentimientos, experiencias, conflictos. Los sistemas cuantitativos destacan el análisis formal de ciertos factores evidenciados en la ejecución de cada lámina; estos factores son:
  • El tiempo de reacción.
  • La comprensión de la consigna.
  • La exactitud de la percepción.
  • La construcción de las historias.
  • La consistencia inter e intradividual.
Lo que puede esperarse del TAT, Klopfer lo redefinió como un método multidimensional, cuya finalidad es el estudio de todo el complejo mundo de la personalidad con la evaluación de sus necesidades, valores, motivaciones, conflictos, defensas, actitudes.
Lo ideal, para la mayoría de los autores, es buscar en los relatos indicadores de las necesidades emocionales básicas hacia determinados personajes u objetos-estímulos presentes en las láminas e historias; indicadores de los distintos componentes motivacionales en relación con el propio contenido axiológico e indicadores de las necesidades y presiones puestas de manifiesto. Algunos autores sugieren la presencia de indicadores indirectos de inteligencia.
El sistema más utilizado entre los clínicos es el de la interpretación cualitativa del TAT.

Técnicas Expresivas

Aquellas técnicas proyectivas cuya consigna verbal o escrita es la de que el sujeto realice un dibujo.
Todas ellas tienen en común el carecer de material estimular, visual o táctil, es decir, no hay en este caso ningún objeto a percibir ni ningún elemento a estructurar o manipular.
La hipótesis proyectiva sustenta que siendo la conducta proyectada una función de la personalidad globalmente considerada, y careciendo de estímulo previo sobre el que proyectarla los resultados tienen que estar en función, con una alta probabilidad de tal estructura interna.
Las técnicas expresivas más difundidas son: “dibujo de la figura humana”, “test del árbol”, “casa-árbol-persona”, “test de dibujo de la familia” y el del “garabato”. Es evidente que la realización de un dibujo refleja tanto las progresivas adquisiciones evolutivas como determinadas características del desarrollo integral implicadas en la conducta perceptiva y en las habilidades expresivo-representativas. El problema tal vez, es el poco aporte empírico para la mayor parte de estas técnicas. En la actualidad, el interés por el estudio del dibujo como expresión psicológica corre por dos vías fundamentales. En primer lugar, la alternativa interpretativa, y en segundo lugar, en el medio escolar está difundido la práctica del dibujo como medio para evaluar cualitativamente la evolución de los escolares y ello por medio del análisis de los elementos del dibujo, el trazado, etc.

Técnicas Constructivas

La tarea de éstos instrumentos consiste en que el sujeto estructure un espacio y organice en él los elementos que se le presentan como material de prueba. El material de prueba consiste en un gran número de objetos para construir unos conjuntos previamente definidos. Tienen un uso escaso en la Evaluación Psicológica. Las más conocidas son los siguientes: “test del pueblo” y “test de la aldea imaginaria”, el llamado “ juego diagnóstico”.

Técnicas Asociativas

Las descritas como aquellas proyectivas que parten de la presentación de un estímulo en forma verbal o escrita al que el sujeto deberá responder con sus asociaciones.
Las técnicas asociativas de “frases incompletas” son las más utilizadas en la actualidad, pero presentan los mismos problemas que las técnicas de asociación de palabras.
Los problemas de estas técnicas son similares a los de cualquier otra categoría de las proyectivas: falta de sistemas objetivos de valoración, escasos datos sobre la fiabilidad y validez, dificultades de puntuación.
La tarea asociativa de “completar cuentos” puede ser ejemplificada por las populares “fábulas de Düss”, utilizada generalmente para la exploración psicológica de niños de tres años adelante.
La valoración es de tipo cualitativo, las respuestas de un sujeto deben ser comparadas entre sí, y comparadas, a su vez, con las respuestas dadas por otros sujetos.

Compartir